6

Vademecum

Posted by Valentin Gonzalez Guerrero on 14:41

Hoy he ido de compras. Concretamente buscaba una prenda muy especial, un símbolo de la decadencia humana, una camisa de fuerza. Agradezco al gran colectivo de médicos su contribución al bienestar físico mediante lineas de investigación promovidas por la economía del gran consumo. Querría dejarlos a ellos al margen, porque después de todo, no hay mal que por bien no venga. ¿Entendeis la ironía?. Es un mal chiste, pero es mío.

Todavía no he llamado al teléfono de la esperanza ni he consultado mi futuro a un vidente pero si he pagado mucho oro a amigos que se alquilan por horas, sacerdotes expiadores de pecados y confidentes asalariados; mezclemos los ingredientes y obtendremos la píldora de la felicidad así como la fuente del bienestar interno que tantos ansiamos y sufrimos en silencio por su ausencia: los psicoanalistas.

Mis favoritos son Freud y Lackan, su gran discípulo; evidentemente lo son porque ya no están entre nosotros. Siempre he pensado que no hay nada mas antiterapéutico que estudiar psicología, una pseudociencia en la que el estudiante es a la vez objeto de estudio. Abrimos el DSMIV, nuestra biblia personal, el antiguo testamento en el que un Dios poco indulgente te otorga el don de la hipocondría mental que etiquetaremos según convenio, y si no existe nos lo inventamos. ¿Por que?, simplemente porque nos sale de los cojones.

A Jung, por no dedicarse a la arqueología, a Freud, por no ser traficante de cocaina y a todos aquellos que creemos en la palabra ajena del que consideramos la autoridad máxima en la salud mental, les cedo mi camisa de fuerza.

Sea paciente, doctor, sea paciente.

6 Comments


Hola Sergio. No creo que necesites una camisa de fuerza porque tus opiniones son muy cuerdas, aunque yo si lanzo una espada en favor de la psicología, no de los psicoanalistas. ¡Ojalá muchas personas pensaran como tú! (aunque con un poquito menos de sarcasmo).

Mil besos.


Intenté buscar una pero no habíab de mi talla. Sin embargo tengo una small que estaré encantado de darte si gustas. Por cierto, si todos pensaran como yo el mundo sería muy aburrido.


Buenos y malos profesionales los hay en todas las actividades a que se dedica el ser humano, gente que vive del dolor de los demás...pufff... ni te cuento... Pero también hay personas que se toman en serio su profesión, y más que su profesión al paciente, al que sufre, y no cejan en el empeño de ayudarle a salir adelante, contra viento y marea. Gracias a Dios, estas personas existen.

He estado echando un vistazo a tu blog, y me gusta (hasta los sarcasmos...), creo que tienes mucho que decir. Ojalá actualices con frecuencia.

Besos.


Un beso enorme, Sergio, felicidades por tu cumpleaños. Mis mejores deseos no solo para la andadura que iniciaste hace muy escasos días, sino para el resto de tu vida.


Bon nadal, Sergi, i un petó.


Bon cap d'any, Sergio, i un petó ben fort.

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2009 Confesiones de un técnico en Recursos Humanos All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.